lunes, 11 de diciembre de 2017

Bicampeón

Copa Argentina 2017 – Final – 9 de diciembre de 2017
River Plate 2 – Atlético Tucumán 1

Una sana costumbre (foto River Plate)

















River logró coronarse por segunda vez consecutiva en la Copa Argentina, para cerrar un segundo semestre que tuvo más sombras que luces. El último partido del año servirá, además de para sumar otro título, para dejar una imagen más benévola con respecto a lo que fue el último bimestre del 2017.

El Millonario hizo lo que tenía que hacer y superó a Atlético Tucumán, mostrando las mismas falencias preocupantes que mostró desde la semifinal de la Copa Libertadores hasta el encuentro con Gimnasia y Esgrima de La Plata, pero con la convicción de que tenía que ganar sí o sí.

Así fue como logró ponerse en ventaja rápido en el primer tiempo y, también, le empataron al minuto de haber abierto el marcador. Hasta allí, el Millo manejaba la pelota y era más que su rival, pero en la primera aproximación peligrosa, el Decano lograba el empate, producto de una grosera desatención defensiva.

En el complemento, Ignacio Fernández desniveló la paridad con un golazo a los tres minutos y los tucumanos no tuvieron mucho más resto como para llevar verdadera preocupación al arco de Bologna que, sin ser una maravilla, se ganó el puesto debajo de los tres palos.

Ojalá que esta victoria no nuble la vista de quienes deber reestructurar el equipo para el 2018. Después de las elecciones, quien gane, deberá ponerse a trabajar a destajo para lograr las incorporaciones que le den a River el salto de calidad que necesita para dar pelea en todos los frentes en el próximo año, ya que todo apunta a que los primos van a quedarse con todo, y el primer paso para evitarlo es concretar un buen mercado de pases, la gran cuentan pendiente de esta comisión directiva.

Al no tener deudas (una de los grandes logros de esta gestión) River no tiene límite de incorporaciones, por lo que puede traer, si quiere, más de un jugador por línea. En principio, se necesita un arquero, un central, un defensor lateral izquierdo, un cinco y un nueve.  Además, habrá que hacer una nueva depuración del plantel para sacar jugadores que han tenido rendimientos paupérrimos.

River es campeón, y es una sana costumbre, que nunca debió dejar de ser, pero no debemos permitir que el árbol tape el bosque. Los resultados de los últimos partidos también deben tenerse en cuenta a la hora del balance y ahí es donde se debe hacer hincapié, porque hay que mejorar lo que está mal, no quedarse solo con lo que está bien.

Ojalá que el 2018 siga con la sana costumbre de campeonar. A descansar.

Formaciones

River Plate: Bologna (6); Montiel (5), Maidana (4), Pinola (4,5), Saracchi (4); E. Pérez (7), Ponzio (6), A. Rojas (4), I. Fernández (6); G. Martínez (5) y Scocco (6). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 14’ST De La Cruz (5) por A. Rojas; 22’ST Auzqui por E. Pérez; 37’ST Borre por Scocco.  

Atlético Tucumán: A. Sánchez; G. Acosta, Y. Cabral, R. García, C. Villagra; Barbona, Aliendro, Grahl, G. Nuñez; L. Rodríguez y F. Alvarez. Director Técnico: Ricardo Zielinski.

Ingresaron: 15’ST A. Melo por G. Núñez; 21’ST I. Blanco por Grahl; 41’ST Affonso por Barbona.

Resumen

Goles: 10’PT Scocco (Riv); 11’PT L. Rodríguez (ATu); 3’ST I. Fernández (Riv)
Incidencias: no hubo
Arbitro: F. Rapallini (bien)
Figura: E: Pérez (Riv)

Twitter: @MaqMillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario