sábado, 2 de marzo de 2013

Equipo "Falopa" (primera parte)


Virviescas, Canales, Loeschbor, Navarro, Patiño y Flores













A mediados del año 2006, el técnico de River por ese entonces, Daniel Passarella, lanzaba una frase que se convertiría en una especia de cruz para el mundo riverplatense.

El Mundial de fútbol de Alemania 2006 había interrumpido el desarrollo de la Copa Libertadores, en la que el “Millonario” disputaba los cuartos de final frente a Libertad, de Paraguay. El primer partido se había disputado en la Argentina y el equipo del “Kaiser” había empatado en dos. La vuelta, programada para después del mundial, se jugaría en el país vecino.
Antes del comienzo de las competiciones oficiales se empezó a hablar de los nombres que podían llegar como refuerzo, y ante las consultas periodísticas, el “Gran Capitán” lanzó: “yo no quiero jugadores falopa”, haciendo referencia a aquellos jugadores que sonaban como incorporaciones o que habían llegado a River anteriormente, pero que no contaban con los pergaminos suficientes para ponerse el manto sagrado.
Así fue que, a partir de ese entonces, cada vez que comenzaba una temporada de negociaciones, las palabras retumbaban en los pasillos del Monumental, y aunque todos las escuchábamos, los encargados de llevar las riendas del club parecían hacer oídos sordos.
En esta sección, repasaremos algunos “jugadores falopa” que pasaron por la institución a lo largo de la historia, tratando de armar un equipo de once y sumando algún dato de sus carreras futbolísticas.
Nicolás Navarro: -2009, 5 PJ, 9 GC- nació en Argentinos Juniors y tuvo grandes actuaciones que lo llevaron a jugar en el Nápoli, de Italia. Allí no logró continuidad y llegó a préstamo a River, ya que Gorosito lo conocía de su paso por La Paternal. Atajó apenas un puñado de partidos, con actuaciones muy flojas que lo relegaron al banco de suplentes.
Nelson Vivas: -2003, 7 PJ, 0 goles, muchas burradas- alguna especie de milagro hizo que este muchacho pudiera jugar al fútbol en primera división. Muestra de que los milagros existen, es que jugó en Arsenal (de Inglaterra, no el de Don Julio) y en el Inter, de Milán, entre otros. Su actuación más recordada con la banda es aquella en que Rubens Sambueza le tiro un doble caño y el ex lateral de la Selección (si, increíble) lo revoleó por el aire… en un entrenamiento.
Gabriel Loeschbor: -2005, 6 PJ, 0 goles, 3 tarjetas amarillas- sus pergaminos lo trajeron como un central de buen juego aéreo, que salió campeón con Racing, y que venía de un mal año en San Lorenzo. No se explica cómo llegó al “Millonario” pero voló al poco tiempo de haber llegado.
Fernando Crosa: -2003-2005, 19 PJ, 1 gol, muchas lesiones, 1 campeonato- Llegó a River tras ser un pilar de la defensa de Newell´s. Las constantes lesiones lo obligaron a apoyarse en un pilar para mantenerse en pie.
Kilian Virviescas: -2003-2004, 13 PJ, 1 gol (en contra), 1 campeonato- Llegó tras tener una brillante actuación por Copa Libertadores frente al “Millo”, jugando para el América de Cali colombiano. En la Argentina nunca llegó a mostrar ni un poco de todo lo que hizo en ese partido. Deambuló por el mundo del fútbol sin pena ni gloria. Competía con Patiño para ver quién era más feo.
Hernán Maisterra: -1997-1998, 10 PJ, 0 gol, 2 campeonatos- En una época de vacas gordas, y con Leonardo Astrada y Leonel Gancedo para el puesto de volante central, la llegada del ex Platense pareció más una incorporación para cumplir con la posibilidad que daba el mercado de agregar dos jugadores a la lista de buena fé. Tuvo pocas chances y volvió a Platense.
Jairo Patiño: -2004-2006, 37 PJ, 4 goles- otra gran promesa colombiana, llegada desde Newell´s, que nunca logró afianzarse en la primera. No puede decir que no tuvo chances. Su andar cansino y su poca entrega lo convirtieron en un punto de protesta permanente del hincha “Millonario” en una época sin títulos. Le ganó la pulseada a Virviescas.
Rodrigo Archubi: -2008-2010, 22 PJ,  5 goles, 1 doping positivo, 1 campeonato- quizá uno de los refuerzos más falopa, y de los tantos que llegaron bajo el cartel de “soy hincha de River, es un sueño cumplido” y, al final, nunca estuvieron a la altura de ponerse el manto sagrado. Una suspensión por consumo de sustancias prohibidas y la llegada de Angel Cappa (técnico falopa), es-fumaron sus chances de seguir en el “Millonario”.
Robert Flores: -2008-2009, 13 PJ, 2 goles- proveniente del Villarreal B, tildaron al uruguayo como el nuevo Enzo Francescoli. Ese título, y la camiseta más pesada del fútbol argentino, fueron demasiado para este desgarbado media punta que pasó casi inadvertido por la vida riverplatense.
Gustavo Canales: -2010, 14 PJ, 2 goles- llegó de Unión Española de Chile, donde lo apodaban el mágico. Un pase de “magia” lo trajo a River. Su mejor truco fue la desaparición, en junio de 2010, para volver al club chileno. Archubi hizo más goles que él.
Dario Husain: -2003, 20 PJ, 3 goles, 1 campeonato- arribó a Núñez por pedido del chileno Manuel Pellegrini. Duró poco tiempo, es más recordado por su hermano que por su fútbol. 

3 comentarios:

  1. Robert Flores.. "El Principito".. Como comimos humo con ese. Estos nombres me dan dolor de cabeza. Buen Blog, primera vez que paso. Saludos!

    ResponderEliminar