lunes, 19 de diciembre de 2016

A pensar en el 2017

Campeonato de Primera División 2016/17 – Fecha 14 – 18 de diciembre de 2016
Olimpo (BB) 1 – River 2

Alario y Driussi, goledores (foto River Plate)













River cerró el año con un triunfo en el torneo local en la siempre difícil cancha de Olimpo de Bahía Blanca. Fue superior al equipo bahiense y, aunque comenzó en desventaja, pudo revertir el marcador y alzarse con tres puntos que le permiten acercarse a las posiciones de clasificación a la Copa Libertadores 2018.

Con algunos jugadores alternativos, al Millo le costó al principio, a tal punto que Olimpo se puso en ventaja en la primera de peligro que tuvo. A partir de allí, se hizo cuesta arriba pero fue siempre el conjunto de Marcelo Gallardo el que dominó el trámite.

Cerca del final de la primera etapa encontró el empate en los pies de Lucas Alario y, promediando el encuentro, fue Driussi quien cambió por gol un penal que le habían hecho a Camilo Mayada. 

Independientemente de las consideraciones que se puedan hacer sobre el encuentro, donde se vio un equipo más distendido, fue importante obtener la victoria y sumar de a tres luego de perder los dos clásicos. Queda por hacer el balance del año y analizar cómo será el futuro.

Desde el juego, el año del Millonario fue de malo a muy malo. Nunca se encontró un funcionamiento aceitado y sostenido; le costó horrores ganar partidos fáciles, sobre todo por el torneo local, y terminó regalando puntos en casi todos ellos por errores propios infantiles, incluido el superclásico.

La insistencia de Marcelo Gallardo por el 4-2-2- y la obligación de tener que contar con Andrés D’Alessandro hicieron que juego y sistema nunca fueran compatibles. Al diez se le hizo muy difícil jugar por la banda y recién en los últimos encuentros pasó a ser determinante, justamente, cuando se movió libre por el centro del campo de juego.

Desde los resultados, se puede maquillar el pobre rendimiento futbolístico justificando que se obtuvieron los dos objetivos planteados para el semestre (a mi juicio un error porque el torneo local siempre debe ser un objetivo): Recopa Sudamericana y Copa Argentina. Dos torneos, que si bien se ganaron, pueden ser engañosos a la hora de considerar un balance positivo, ya que el torneo continental fue a ida y vuelta contra un rival visiblemente inferior; y la Copa Argentina puso en el camino un rival de fuste recién en la final (que casi pierde).

La razón de este pensamiento se basa en que los triunfos siempre llegan de la mano de buenos rendimientos. Para ser campeón, en torneo largos y competitivos, hay que ganar partidos y es más fácil hacerlo si se juega bien. Las victorias frente a Independiente de Santa Fé de Bogotá, Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto, Sportivo Estudiantes de San Luis y Arsenal (con todo el respeto que se merecen), por citar algunos, se produjeron por el peso específico que tiene River ante rivales de menor fuste y no por su volumen de juego.

Sí, es cierto que se coronó el año con dos títulos y el agregado de la clasificación a la Copa Libertadores 2017, pero si se mantiene el nivel del 2016 y no se traen refuerzos de jerarquía, el máximo certamen continental será sin aspiraciones de título.

Por otro lado, tras escuchar las declaraciones del técnico de la última semana, el futuro pasa a ser incierto. De seguir el Muñeco, tendrá que hacer una buena planificación de la pretemporada para no sufrir la cantidad de lesiones que hubo este año y poder también recuperar a las dos incorporaciones que llegaron lesionadas en el último mercado de pases (Lollo y Larrondo).

Además, tendrá que seleccionar criteriosamente a los refuerzos (podemos considerar a los dos antes mencionados como tales) porque por ahora solo podrán llegar tres y deberán ser de jerarquía, que se pongan la camiseta y jueguen, porque hasta ahora la política de incorporaciones de esta dirigencia ha sido muy pobre, llegando al límite de sumar jugadores que no pasaron la revisación médica.

En caso de que el Muñe decida no seguir, el desafío será conseguir un entrenador que siga la línea ganadora de Gallardo. Un objetivo que se presume más complicado aún, ya que la imagen que deja el actual entrenador, independientemente de los rendimientos, es intachable, con seis títulos en dos años y medio. Sin dudas la presión que tendrá un posible nuevo entrenador no será nada fácil de sobrellevar.

Ahora viene el momento de descansar, pensar en lo que vendrá, reflexionar sobre lo que pasó, lo que se hizo bien y en que se falló y tratar de mejorarlo para tener un 2017 más exitoso.

Formaciones 

Olimpo (BB): Champagne; Tellechea, C. Rodríguez, V. López, C. Villanueva; J. Blanco, J. Fernández, L. Villarruel, Caballucci; Pizzini y Coniglio. Director Técnico: Juan Barbas.

Ingresaron: 22’ST Pérez Guedes por Caballucci; 25’ST Troyansky por Coniglio; 35’ST Llambay por J. Fernández.

River Plate: Bolgona (5); Moreira (5), Maidana (6), Maratínez Quarta (6), L. Olivera (5); Domingo (4), I. Fernández (6); Mora (6,5), G. Martínez (6); Driussi (7) y Alario (6). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 27’ST Mayada por Mora; 39’ST T. Andrade por G. Martínez; 45’ST Arzura por I. Fernández.

Resumen

Goles: 8’PT Caballucci (Oli); 36’PT Alario (Riv); 32’ST Driussi –p– (Riv)
Incidencias: no hubo
Árbitro: J. Baliño (bien)
Figura: Driussi (Riv)

Twitter: @MaqMillo 

jueves, 15 de diciembre de 2016

Premio Doble

Copa Argentina 2016 – Final – 15 de diciembre de 2016
River Plate 4 – Rosario Central 3

Salud campeón (foto River Plate)













Tras una semana complicada por la dura derrota en el superclásico, River afrontó la final de la Copa Argentina 2016 y se coronó campeón una vez más, la sexta en dos años para Marcelo Gallardo, que solo perdió dos finales de ocho.

Pero el éxito no fue sin sufrir. El Millonario tuvo que batallar mucho para alzarse con la Copa y se vio obligado a dar vuelta el marcador en dos oportunidades. Sin dudas, la final más emotiva y épica del ciclo del Muñeco.

Se puso en ventaja rápido, se los dieron vuelta en un suspiro, logró empatarlo sobre el final de la primera mitad, volvió a  estar en desventaja promediando el segundo tiempo y en una ráfaga lo puso a su favor para sellar el 4 a 3 final.

El trámite, tal vez fue parecido al del superclásico, donde los momentos fugaces fueron moneda corriente y en pocos minutos se produjeron las modificaciones en el tanteador. No hubo un claro dominador del encuentro, pero si hubo supremacías parciales en pequeños periodos.

Central, tras darlo vuelta en el primer tiempo, dominó y pudo haber convertido algún gol más hasta que llegó el segundo penal del Pipa. Lo mismo ocurrió en el complemento con el segundo gol de Ruben, ahí el Canalla pudo aumentar nuevamente, pero no lo hizo y, esta vez, los cambios de Gallardo dieron resultados.

Alonso entro y fue determinante con el juego aéreo. Bajó el balón para el empate en tres y convirtió el cuarto para el triunfo final. Lo de Alario es superlativo, tal vez la mejor incorporación de esta comisión directiva, paga siempre y aparece en los momentos calientes para quemar las redes rivales, sobre todo en las finales. En esta ocasión, con un hatt-trick.

Un párrafo aparte para el pibe Batalla. Un arquero que ha mostrado condiciones, pero que en los últimos dos partidos cometió muchos errores, tal vez por confiarse, que se pagaron caros, sobre todo en esta final, en la que fue responsable en dos de los tres goles recibidos. Para su suerte, la coronación le permitirá no quedar marcado como responsable de otra derrota (ya lo había sido en gran parte en el superclásico) y le servirá para trabajar con más tranquilidad, sobre todo en el aspecto mental, que tan importante es para los arqueros.

De todos modos, la victoria no debe tapar las pobres actuaciones que mostró River a lo largo del año. Fue un 2016 muy bajo a nivel rendimiento y solo se rescata porque logró dos títulos: la Recopa Sudamericana contra un pobrísimo rival; y la Copa Argentina donde recién enfrentó a un adversario de fuste en el partido decisivo. Una vara bastante baja para el equipo más grande de la Argentina.

Es cierto, no es fácil llegar y no es fácil ganarlas, ya lo dijo el Muñe y el hincha de River bien lo sabe y por eso lo valora, pero no por ello se debe dejar de lado la crítica por el rendimiento del equipo. El árbol no debe tapar el bosque ya que, con estos pobres rendimientos y sin refuerzos, será difícil avanzar en la Copa Libertadores 2017.

Porque, por las dudas haya algún desprevenido, además del título Argentino, esta final le otorgó al Millo el último cupo para la Copa Libertadores del próximo año. Pero eso ya será otra historia, ahora River se merece festejar, gritó campeón una vez más.

Salud Campeones!

Formaciones

River Plate: Batalla (2); Moreira (5), Maidana (6), Martínez Quarta (6), Olivera (4); Ponzio (5), I. Fernandez (4); D’Alessandro (5), G. Martínez (3); Driussi (6) y Alario (10). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 26’ST Alonso (7) por D’Alessandro; 26’ST Mora (6) por G. Martínez; 37’ST Arzura por Ponzio.

Rosario Central: S. Sosa; V. Salazar, Torsiglieri, Ghisi, J. Aguirre; Montoya, Musto, J. Fernández; Lo Celso; Ruben y T. Gutiérrez. Director Técnico: Eduardo Coudet.

Ingresaron: 31’ST Camacho por J. Fernández; 32’ST G. Herrera por Lo Celso; 41’ST M. Martínez por V. Salazar.

Resumen

Goles: 11’PT Alario –p– (Riv); 26’PT Musto (RC); 30’PT Ruben (RC); 40’PT Alario –p– (Riv); 18’ST Ruben (RC); 27’ST Alario (Riv); 30’ST I. Alonso (Riv)
Incidencias84’ST expulsado Ruben (RC)
Arbitro: P. Loustau (bien)
Figura: Alario (Riv)

TW: @MaqMillo

domingo, 11 de diciembre de 2016

Sigue en deuda

Campeonato de Primera División 2016/17 – Fecha 13 – 11 de diciembre de 2016
River 2 – Boca Juniors 4

Gallardo, en deuda (foto River Plate)













Una sensación horrible. River lo tenía, le había dado vuelta el encuentro a Boca y se había ido al descanso en ventaja. Podría haber aumentado la diferencia pero no fue efectivo. Podría haberlo liquidado, porque al rival, en especial si se trata del de toda la vida, cuando lo tenes para matarlo, tenes que matarlo.

River no lo hizo, erró varias ocasiones y le dio vida a un equipo visitante que se arrastraba en el partido. Le regaló el empate con un grosero error de Batalla y a partir de allí, pero sobre todo, desde la salida de D’Alessandro, con poco, Boca goleó y se llevó los tres puntos.

Fue un partido vibrante, pero de trámite extraño. La visita no había hecho mucho para abrir el marcador, pero tenía una idea clara recibiendo siempre libre en el círculo central y habilitando a Pavón, Tevez o Bou. Ponzio nunca presionó en su zona y desde allí se vio lo mejor de los del riachuelo.

Con empuje, el local logró darlo vuelta cerca del final de la primera etapa. En el complemento, el xeneize pateó al arco tres veces, todas fueron gol, y todas, producto de horrores defensivos del Millo. Al ya mencionado de Batalla en el empate; la pasividad y las llegadas a destiempo en el segundo para la posterior exquisita definición de Tévez; y en el tercero, un cabezazo hacia atrás de Rossi que dejó solo a Centurión.

Parece una constante de este River. Cada error que comete, termina adentro del arco de Batalla, y cada error del rival, es desperdiciado una y otra vez por los jugadores de la banda. Puede ser casualidad si pasa una vez, pero ¿cuatro en un partido? Deja de ser casualidad para ser causalidad.

¿Boca ganó bien? Probablemente sí. ¿Hizo mucho para llevarse los tres puntos? Claramente no. Se encontró con las facilidades defensivas del Millo y las aprovechó. Pero en el análisis, se puede decir que lo pierde River.

Fue determinante la salida de D’Alessandro. El cabezón le daba un rumbo preciso a la pelota, en él descansaba el equipo. Cuando él tenía la pelota, surgían las mejores jugadas del Millonario y cuando salió, River se quedó sin ideas. Para colmo, los otros dos cambios fueron para los otros dos mejores jugadores que tuvo River en el encuentro: Driussi y Gonzalo Martínez.

Gallardo con los cambios entregó el partido. Sigue en deuda el Muñeco en el plano local y en los superclásicos del torneo argentino. Hasta ahora no le pudo ganar nunca y, en este caso, sus decisiones fueron determinantes para que Boca se llevara los tres puntos.

Las modificaciones que hizo fueron pensando en la final que debe jugar el jueves, y eso terminó haciendo mella en la cabeza y el rendimiento de los jugadores. Lo mismo ocurrió el domingo pasado. Paró un once para guardar a sus jugadores por el encuentro de hoy y la final. No sirvió para nada.

Hoy River entró al segundo tiempo desganado, sin rebeldía y terminó perdiendo un partido que, si hubiera sido un poco más inteligente y se hubiera mostrado más comprometido, se hubiera quedado con los tres puntos.

Lamentablemente se estira la diferencia en el historial y se le da de comer al rival de toda la vida para que termine bien el año. River deberá ganar la final del jueves para alzarse con la Copa Argentina, una copa menor que será un premio consuelo con el agregado de la clasificación a la Libertadores 2017. Aunque no será suficiente para tapar la paupérrima actuación en el campeonato local y el superclásico, será un cierre de año sin tanto sabor amargo.

Formaciones 

River Plate: Batalla (4); Moreira (5), Maidana (6), Mina (3), L. Olivera (5); Ponzio (4), I. Fernández (4); D’Alessandro (6,5), G. Martínez (6); Driussi (6) y Alario (6). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 14’ST Rossi (4) por D’Alessandro; 22’ST Mora (4) por G. Martínez; 28’ST Andrade por Driussi.

Boca Juniors: Werner; Peruzzi, Vergini, Insaurralde, Fabra; P. Pérez, Gago, Bentancur; W. Bou, Tevez y Pavón. Director Técnico: Guillermo Barros Schelotto.

Ingresaron: 21’ST R. Centurión por W. Bou; 37’ST S. Pérez por P. Pérez; 39’ST Jara por Pavón.

Resumen

Goles: 13’PT W. Bou (Boc); 33’PT Driussi (Riv); 39’PT Alario (Riv);  16’ST Tévez (Boc); 35’ST Tévez (Boc); 48’ST R. Centruión (Boc)
Incidencias: no hubo
Árbitro: D. Abal (mal)
Figura: C. Tevez (Boc)

Twitter: @MaqMillo 

lunes, 5 de diciembre de 2016

Equipo verde

Campeonato de Primera División 2016/17 – Fecha 12 – 4 de diciembre de 2016
Independiente 1 – River 0

Homenaje a Chapecoense (foto Olé)














River cayó con Independiente en Avellaneda en la previa del Superclásico.
Marcelo Gallardo paró un equipo pensando en resguardar jugadores para el Superclásico y la final de la Copa Argentina. Lamentablemente, en esa decisión, incluyó muchos juveniles, algunos que no habían sumado ni un minuto en primera, y jugadores que venían con poco rodaje.

La decisión es polémica porque faltando siete días para el encuentro frente a Boca y no habiendo competencia entre semana, el cansancio y la acumulación de partidos es realmente poco.

Está claro que el objetivo es ganar la Copa Argentina, pero dejar de lado el campeonato de esta manera, poniendo un equipo con jugadores que no habían sumado ni un minuto en primera, es muy llamativo.

Para colmo, River sigue resucitando equipos que están en la lona. Parece ser el lema de este campeonato, permitir que equipos que se arrastran en el toreno, usen al Millo para levantar el ánimo.

Una pena que se deje de lado el certamen local en post de otras competencias. No hay que olvidar que lo peor y lo mejor que se puede vivir, viene de la mano del torneo local. Para clasificar a las copas, hay que salir campeón en casa y el peor año de nuestra historia, también fue por hacer malas campañas en el fútbol argentino.

Formaciones 

Independiente: Campaña; Toledo, Figal, Cuesta, Tagliafico; F. Bustos, D. Rodríguez, J. Ortíz, Sánchez Miño; Denis y Vera. Director Técnico: Gabriel Milito.

Ingresaron: 9’ST Meza por Denis; 16’ST Rigoni por Sánchez Miño; 22’ST Barco por J. Ortíz.

River Plate: Batalla; Mayada, Montiel, Martínez Quarta, Olivera; Arzura, I. Rossi; F. López, Moya; Mora y Larrondo. Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 7’ST Driussi por Larrondo; 12’ST G. Martínez por F. López; 19’ST T. Andrade por Moya.

Resumen

Goles: 26’ST D. Vera (Ind)
Incidencias: no hubo
Árbitro: M. Vigliaino
Figura: -

Twitter: @MaqMillo

viernes, 2 de diciembre de 2016

Otra final

Copa Argentina 2016 – semifinal – 1 de diciembre de 2016
River Plate 2 – Gimnasia y Esgrima (LP) 0

Alario, goleador en la copa (foto River Plate)













River ganó claramente por 2 a 0 su partido semifinal de Copa Argentina y disputará una nueva instancia decisiva, la octava en el ciclo Gallardo, frente a Rosario Central, que derrotó a Belgrano por el mismo marcador y que viene de perder las últimas dos definiciones de este certamen (frente a Huracán y Boca respectivamente).

Como suele hacer muchas veces, el Muñeco sorprendió a último momento con la inclusión del pibe Luis Olivera como lateral izquierdo. Pero no fue la única sorpresa en el equipo, en lo que a priori parecía ser el 4-2-2-2 con el cual tanto insiste, durante el desarrollo se vio a Andrés D’Alessandro jugando en una posición más central y no tan volcado a la banda derecha, mutando el esquema a un 4-3-1-2.

De más está decir que el enganche se sintió más cómodo jugando en esa posición y el juego del equipo giró en torno a su accionar mientras estuvo en cancha.

Con buena presión en campo contrario, River hizo un primer tiempo interesante, mejorando su performance respecto de encuentros anteriores, y logró la ventaja al final de la etapa. Primero, con un anticipo de Driussi, que sigue encendido, y poco después, con un cabezazo de Lucas Alario para irse al descanso con una diferencia tranquilizadora.

El complemento fue bastante chato. Gimnasia nunca pudo hacer pie y, ya en desventaja, le costó horrores generar algo de peligro en el arco de Batalla. El Muñeco movió el banco y River manejó las acciones a su antojo. Contó con algunas contras mal manejadas que impidieron que el resultado final fuera más abultado.

El segundo objetivo planteado para este semestre está cada vez más cerca. Queda un solo partido para alzarse con un nuevo trofeo y, de yapa, clasificar a la Copa Libertadores 2017. El equipo rosarino no será un escollo fácil. Es uno de los animadores de los últimos torneos locales y finalista de la Copa Argentina 2014 y 2015. Para colmo, también jugará el morbo de la devolución de favores por aquella final en la cual fue perjudicado por el juez contra el club de la ribera.

Otro dato de color: en ambas ediciones en las que el Canalla fue finalista, dejó en el camino a River, por lo que será un duelo con muchos antecedentes y condimentos.

Formaciones

River Plate: Batalla (6); Moreira (4), Mina (6), Martínez Quarta (6), Olivera (5); Ponzio (7), I. Fernandez (6); D’Alessandro (7), G. Martínez (5); Driussi (6,5) y Alario (6,5). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 10’ST I. Rossi por D’Alessandro; 16’ST Mora por Alario; 28’ST Mayada por I. Fernández.

Gimnasia y Esgrima (LP): Arias; Gorga, Guanini, C. Ramos, Oreja; Perdomo; N. Ibañez, S. Romero, Licht, R. Carrera; y Vegetti. Director Técnico: Gustavo Alfaro.

Ingresaron: 0’ST L. Lobos por C. Ramos; 6’ST Imperiale por Licht; 20’ST Niell por S. Romero.

Resumen

Goles: 40’PT Driussi (Riv); 44’ST Alario (Riv) .
Incidencias: no hubo
Arbitro: D. Herrera (regular)
Figura: Poznio (Riv)

TW: @MaqMillo

lunes, 28 de noviembre de 2016

Posesión sin profundidad

Campeonato de Primera División 2016/17 – Fecha 11 – 27 de noviembre de 2016
River Plate 1 – Huracán 0

Abrazo de gol (foto River Plate)













Otra vez River volvió a jugar mal. En esta ocasión obtuvo los tres puntos, pero como en partidos anteriores, pudo haber quedado con las manos vacías si, por ejemplo, entraba el remate que pegó en el travesaño en el segundo tiempo.

Augusto Batalla volvió a tener una tarde sólida y la defensa compuesta por los juveniles Montiel y Martínez Quarta se mostró sobria y con seriedad, sin arriesgar de más y sumando confianza para ser tenidos en cuenta para el futuro. En ese triángulo estuvo lo mejor del equipo, y eso que Huracán no fue una tromba que atacó todo el tiempo y se llevó a River por delante.

En la conferencia de prensa del viernes, Marcelo Gallardo dijo claramente que por más que lo critiquen, el esquema no se va a modificar. Que el 4-2-2-2 no es el problema, sino que lo es la falta de regularidad y que todos están convencidos de jugar así. Declaraciones peligrosas porque si el esquema no es el problema, entonces el defecto está en los intérpretes y eso puede ser mal tomado por los jugadores.

Por lo tanto, si el sistema no se va a cambiar, se deberá poner mucho más esfuerzo y trabajo en la semana durante los entrenamientos porque el Millonario sigue jugado de mal a muy mal. Hace culto de la tenencia del balón, pero no traduce esa posesión en peligro en el arco rival. Se hace previsible e intrascendente, a tal punto que el gol llegó de un tiro de esquina y no de una jugada asociada.

En ese aspecto, Ignacio Fernández fue el estandarte, cuando el manejó la pelota se vieron las intenciones más peligrosas del equipo. Siempre encaró hacia adelante, pero pocas veces pudo traducir ese avance en jugadas peligrosas para el arco de Marcos Díaz.

El otro problema está en la delantera. Sebastián Driussi está intratable y fue, una vez más, quién le dio el triunfo al Millo, pero Lucas Alario parece no estar del todo cómodo. Muchas veces se movió entre los centrales o hacia los costados para encontrar el espacio para encarar de frente al arco, pero nunca fue bien servido o la jugada terminaba yendo para otro lado, generando el fastidio del nueve.

Esto hace que, las pocas veces que se pone en contacto con el balón, busque la resolución individual en vez de servir para un compañero mejor ubicado, y por lo general la jugada se diluye sin crear peligro.

Así, River obtuvo los tres puntos, en esta ocasión, porque la suerte también estuvo de su lado, no hubo errores groseros y contó con un par de cruces salvadores de Mayada y Moreira, respectivamente, cuando el Millo perdía la pelota en la mitad y estaba muy adelantado, dejando mucho espacio atrás producto del 4-2-2-2.

Sin dudas, hay mucho trabajo que hacer en los relevos, los retrocesos, los ataques y la resolución de jugadas. Parece mentira, pero hace mucho tiempo que el Muñeco insiste con este esquema, y los errores y los problemas en el juego son siempre los mismos. Si el esquema no se cambia, entonces deberá encontrar la forma de que sus jugadores entiendan como deben que llevarla a cabo.

Formaciones 

River Plate: Batalla (7); Moreira (4), Montiel (6,5), Martínez Quarta (6,5), Mayada (5); Ponzio (5,5), I. Fernández (6,5); Mora (5), G. Martínez (5); Driussi (6) y Alario (5). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 24’ST Rossi por I. Fernández; 24’ST Larrondo por Driussi; 32’ST Andrade por G Martínez.

Huracán: M. Díaz; Romat, Nervo, Mancinelli, Araujo; L. Sosa, Fritzler; Iritier, Pussetto, Romero Gamarra; y Barrales. Director Técnico: Ricardo Caruso Lombardi.

Ingresaron: 17’ST J. Angulo por Iritier; 22’ST Montenegro por L. Sosa; 30’ST D. Mendoza por Romero Gamarra.

Resumen

Goles: 19’ST Driussi (Riv)
Incidencias: 47’ST expulsado Mancinelli (Hur)
Árbitro: F. Rapallini (regular)
Figura: Batalla (Riv)

Twitter: @MaqMillo 

domingo, 20 de noviembre de 2016

De mal en peor

Campeonato de Primera División 2016/17 – Fecha 10 – 20 de noviembre de 2016
Newell’s 1 – River Plate 0

Batalla y una de sus tapadas (foto River Plate)













River es inexpresivo. No tiene rebeldía, no tiene estilo de juego, no tiene claridad, no tiene juego asociado, no tiene llegadas de peligro, no tiene gol, no tiene seguridad defensiva. River no tiene fútbol.

El sistema con el cual está empecinado Marcelo Gallardo, claramente, no da resultados. El Millo pierde puntos increíbles, como contra Arsenal, y es derrotado fácilmente por rivales que los superan con poco.

Ya no alcanza con que el técnico haga autocrítica y diga que se jugó mal o que no son regulares. Hace más de un año que venimos escuchando excusas como esas, pero River sigue jugando mal y perdiendo puntos que luego se pueden lamentar. Es hora de tomar decisiones que hagan mejorar el rendimiento de un plantel descompensado y mal armado.

Si la figura de River, y del partido, es el arquero Millonario, es claramente porque las cosas se están haciendo mal. Batalla tuvo una actuación destacada, sacando pelotas de gol y respondiendo con solvencia ante los horrores de la defensa.

Pero si River, que es un equipo acostumbrado a atacar, que históricamente es vistoso por su juego ofensivo, tiene como figura a su golero, estamos hablando de que las cosas se están haciendo mal, y no es nuevo.

Es menester que el Millo empiece a sumar puntos porque, aunque el camino es largo, al final de este torneo perderá 39 unidades y arrastra un certamen de tan solo 18 puntos. Hay que empezar a mejorar y sumar ya porque cuando el agua empieza a llegar al cuello las cosas se hacen más difíciles.

Lo del Millo en Rosario fue espantoso. Casi que ni merece hacer un análisis porque sería reiterar conceptos que ya cansan y son reiterados. Pero estando en la décima fecha del Torneo, y con veinte por delante, parece que tendremos que ver, otra vez, deambular al equipo por el futbol local, con la salvedad de que, por ahora, no jugará ninguna copa internacional en el 2017.

Formaciones 

Newell’s: Pocrnjic; Advincula, Formiliano, Moiraghi, N. Paz; Amoroso, Sills, Prediger, M. Rodríguez; Formica y Scocco. Director Técnico: Diego Osella.

Ingresaron: 20’ST Isnaldo por Amoros; 33’ST Elías por Prediger; 42’ST Figueroa por Scocco.

River Plate: Batalla (7); Moreira (4), Mina (4), Martínez Quarta (6), Mayada (4); I. Fernández (5), Arzura (4); D’Alessandro (4), G. Martínez (4); Driussi (4) y Alario (4). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 27’ST Mora por G. Martínez; 34’ST Larrondo por Driussi; 34’ST Rossi por Arzura.

Resumen

Goles: 8’ST Scocco -p- (New)
Incidencias: no hubo
Árbitro: S. Trucco (mal)
Figura: Batalla (Riv)

Twitter: @MaqMillo 

domingo, 13 de noviembre de 2016

Copa Conmemoración

Copa Conmemoración – Amistoso internacional – 12 de noviembre de 2016
River Plate 5 – Olimpia (Par) 1















El equipo alternativo de River obtuvo una abultada victoria frente al Olimpia de Paraguay, en un cotejo  que tuvo paridad durante la primera etapa pero que, en el complemento, se definió rápido en favor del Millonario.

Formaciones

River Plate: Bolgona; Mayada, Montiel, Martínez Quarta, Medina; Arzura, Domingo; Mora, D. Rodríguez; Larrondo y Alonso. Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: Fernández por Domingo, Andrade por Rodríguez, Alario por Alonso, Sibille por Medina

Olimpia (Par): V. Centurión; C. Vargas, J. Leguizamón, Mencia, R. Rojo; L. Cáceres, H. Villalba, J. Mendoza, J. Benítez; Mendieta; y Bareiro. Director técnico: Fernando Jubero.

Ingresaron: Ortiz por Sánchez, Biancucchi por Benítez, Morales por Bareiro, Otazú por Mendieta, Cañete por Leguizamón, Britez por Pittoni, Arzamendia por Centurión.

Resumen

Goles: 5’PT Alonso (Riv); 37’PT Bareiro (Oli); 4’ST Villalba –e/c– (Riv); 8’ST Martínez Quarta (Riv); 13’ST D. Rodríguez (Riv); 33’ST Alario (Riv).
Incidencias: no hubo
Árbitro: M. Vigliano (Arg).

TW: @MaqMillo

sábado, 5 de noviembre de 2016

No se puede equivocar

Campeonato de Primera División 2016/17 – Fecha 9 – 5 de noviembre de 2016
River Plate 1 – Estudiantes (LP) 1

Moreira (Foto River Plate)













Como si fuese un designio del destino; como si un mandamiento bíblico lo ordenara; o, simplemente, como si hubiera algún tipo de maldición, cualquier error que cometa River, terminará siendo gol en contra. No importa quien la cometa, o cual lejos del arco propio esté, el error se pagará con la pelota en el fondo de la red.

Lo cierto, y dejando chicanas de lado, es que River paga muy caros sus errores, incluso cuando está haciendo un partido correcto. Un mezquino y mediocre puntero del campeonato solo se limitó a esperar a que el Millo le dejara espacios atrás o a que cometiera algún error.

Sin ser brillante, River fue mejor que Estudiantes en el Ducó, pero otra vez no supo administrar la ventaja y terminó llevándose un empate que deja más satisfecha a la visita por su condición de líder y por su estilo de juego.

El equipo de Marcelo Gallardo giró en torno a D’Alessandro, de buen partido, demostrando que no puede faltar en este equipo, aunque juegue incómodo, con el perfil cambiado y contra la raya lateral, sigue siendo el jugador más claro que tiene el Muñeco en su plantel.

El puntero del campeonato hizo un planteo pobre y mezquino, y se llevó el premio que había ido a buscar. Por supuesto que el problema no es del rival sino que lo tiene el Millo, que en lo que va de estas nueve fecha estuvo arriba en el marcador en todas ellas y  solo cuatro veces pudo mantener la ventaja.

Estamos hablando de que River perdió once puntos por no saber administrar las ventajas obtenidas. Muchas veces, cometiendo errores infantiles que le permitieron a sus rivales llevarse algún premio.

A priori, la decisión de Gallardo de ubicar a Ponzio de marcador central, a Mayada de cuatro y a Moreira de tres con el perfil cambiado era polémica. Sabido es que el fuerte de Estudiantes es el juego aéreo con Viatri, Schunke, Desabato y Aguirregaray, todos jugadores de gran porte y de buen cabezazo,  y tener a Leo para marcarlos generaba muchas dudas.

Finalmente, el error que culminó en el gol pasó por el hombre que estaba jugando con su perfil cambiado. Lo que se trata de demostrar con esto es que, si la idea del técnico es seguir incluyendo hombres en posiciones que no les son habituales, lo más probable es que las equivocaciones lleguen con mayor facilidad y frecuencia. Ante situaciones adversas o complejas, lo primero que hay que hacer es reducir el margen de error y no potenciarlo con experimentos.

Lamentablemente le tocó al paraguayo ser el responsable del error que terminó en el empate del conjunto platense, pero le podría haber pasado al ex Newell’s en la zaga central o a Mayada, de flojo partido, por el otro lateral.

La pregunta que se hace todo el mundo River es si con este resultado, el Millo queda alejado de la pelea a tan solo nueve fechas de haber comenzado el certamen, y si va a tener que vivir otro calvario de treinta fechas, como lo fueron los últimos dos campeonatos.

Formaciones 

River Plate: Batalla (5); Mayada (4), Mina (7), Ponzio (5), Moreira (4); I. Fernández (5), Arzura (5); D’Alessandro (7), G. Martínez (6); Driussi (6) y Alario (5). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 25’ST Mora por I. Fernández; 30’ST Larrondo por Alario; 39’ST Andrade por D’Alessandro.

Estudiantes (LP): Sappa; F. Sánchez, L. Desábato, Schunke, Aguirregaray; A. Solari, Ascacibar, Damonte, L. Rodríguez; Auzqui y Viatri. Director Técnico: Nelson Vivas.

Ingresaron: 9’ST Cavallaro por Solari; 12’ST J. Vargas por Aguirregaray; 20’ST Braña por Damonte.

Resumen

Goles: 44’PT Alario –p– (Riv); 14’ST Auzqui (Est)
Incidencias: River hizo de local en cancha de Huracán
Árbitro: D. Abal (mal)
Figura: D’Alessandro (Riv)

Twitter: @MaqMillo 

domingo, 30 de octubre de 2016

Se sigue complicando solo

Campeonato de Primera División 2016/17 – Fecha 8 – 30 de octubre de 2016
Arsenal 2 – River Plate 2

Pity, autor de un golazo (Foto River Plate)













River dejó escapar puntos en Sarandí, de manera increíble, contra un rival que no tiene absolutamente nada. A este equipo se le está haciendo costumbre resucitar rivales que navegan por el fondo de la tabla. Los hizo con Patronato, con Defensa y Justicia, y el que tuvo la suerte esta vez fue Arsenal.

El partido fue raro, y tuvo dos momentos. Durante un lapso del primer tiempo, River se mostró más equilibrado gracias al tándem Ponzio-Arzura, que tiene menos vértigo y presencia en ofensiva que Ignacio Fernández, y con más agilidad para la resolución de jugadas en ataque gracias a la presencia de Mora como extremo por la derecha, con la ventaja de poder descargar rápido y no tener que enganchar ni acomodarse para su perfil para darle continuidad a la jugada.

Así llegó el primer gol del Millo. El uruguayo recibió y casi sin pensar tiró un centro-pase preciso a la cabeza de Driussi, que sigue prendiendo fuego las redes rivales. A partir de allí, el conjunto de Gallardo manejó la pelota con más tranquilidad y precisión. Sin ser una maravilla, tenía argumentos de sobra para ganar el partido.

En el complemento, el Pity amplió el marcador con una joyita y al minuto siguiente Montiel vio la roja (mala decisión arbitral) por doble amonestación y ahí se complicó el encuentro y comenzó el segundo momento.

Casi sin proponérselo, Arsenal se encontró con la posibilidad de dominar a River. Producto de la expulsión y de los cambios que llevaron al Millonario a replegarse. El ingreso de Domingo no aporto ni marca, ni quite, ni equilibrio. Así, el local llegó al descuento y cuatro minutos después al empate, siempre ayudado por los horrores defensivos que son más evidentes cuando Maidana no está.

Esos veinte minutos del complemento dejen clara evidencia de lo desequilibrado y mal armado que está este plantel. No había defensores centrales en el banco (porque no hay más en el plantel) para rearmar la defensa y terminó jugando con Ponzio de dos, Mayada de cuatro y Moreira de tres. Tres parches en cuatro posiciones defensivas. Demasiada ventaja en un fútbol tan parejo.

Para colmo, la expulsión de Montiel deja a River sin centrales para enfrentar a Estudiantes de La Plata en la próxima fecha. A eso, agregarle la cantidad de lesionados que está teniendo el plantel: D’Alessandro, Fernández, Maidana, Lollo, Larrondo (no está al cien por cien)y Rossi, hay que agregar a Casco y Martínez. Demasiadas lesiones para un plantel tan corto y con pocas variantes.

River volvió  a dejar escapar puntos increíbles, y todavía no jugó contra ninguno de los equipos serios del campeonato, lo que hace pensar que este torneo será muy largo, casi otro suplicio como los vividos en los último dos, con la diferencia de que no habrá competencias internacionales para maquillarlo.

Formaciones 

Arsenal: Pellegrino; Vella, Curado, Bottinelli, Corvalán; Brunetta, Imbert, S. Velázquez, G. Papa; Fragapane y Boghossian. Director Técnico: Sergio Rondina.

Ingresaron: 33’PT Marin por Vella; 9’ST Sanabria por S. Velázquez; 30’ST Imbert por M. Giménez.

River Plate: Batalla (5); Moreira (4), Montiel (3), Mina (3), Casco (4); Ponzio (3), Arzura (4); Mora (5), G. Martínez (4); Driussi (5) y Alario (4). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 9’ST Domingo (2) por Alario; 17’ST Mayada (4) por Casco; 34’ST Alonso por G. Martínez.

Resumen

Goles: 31’PT Driussi (Riv); 4’ST G. Martínez (Riv); 19’ST Boghossian (Ars); 24’ST Bottinelli (Ars)
Incidencias: 5’ST expulsado Montiel (Riv)
Árbitro: J. Baliño (mal)
Figura: Mora (Riv)

Twitter: @MaqMillo 

jueves, 27 de octubre de 2016

Se acerca al objetivo

Copa Argentina 2016 – cuartos de final – 27 de octubre de 2016
River Plate 3 – Unión (Sta Fé) 0

Driussi sigue de racha (foto River Plate)













River ganó jugando mal y obtuvo el pasaje a la semifinal de la Copa Argentina 2016 gracias a dos cabezazos tras sendos tiros de esquina bien ejecutados por Gonzalo Martínez, que jugó uno de sus mejores partidos con la banda.

El Millonario sigue sin jugar bien. Otra vez logró lo más difícil en el fútbol, que es abrir el marcador al principio del primer tiempo, pero, como le pasara contra Patronato en Paraná, no se hizo amo y señor de las acciones.

Por el contrario, dejó que Unión manejara los tiempos del juego y terminó sometido a lo que quería hacer el rival. Lejos de tener la pelota y manejarla a su antojo, fue el conjunto santafesino el que impuso las condiciones del juego y el Millo se sometió a eso.

En ningún momento, mientras estaba con un gol de ventaja, pudo controlar las acciones y someter al Tatengue, por el contrario, le costó horrores controlar el partido, repitiendo errores como los que se habían visto contra el Patrón.

En el complemento, el desarrollo fue el mismo, hasta que Arzura convirtió el segundo gol y los dirigidos por Madelón bajaron los brazos. A partir de allí River logró equilibrar las acciones y sobre el final del encuentro marcó la tercera conquista.

Tal vez la sensación que queda es que River terminó mejor plantado en el campo de juego, pero fue consecuencia del resultado, sobre todo tras el segundo gol, y no al revés. La diferencia, con otros encuentros que fueron de resultado adverso, estuvo en la contundencia del Millo y la falta de peligro en los últimos metros del equipo santafesino.

Por último, no hay que dejar de mencionar que River termina jugando el partido con parches por todos lados porque no fue bien confeccionado el plantel. Un doble cinco que no es titular ni en los entrenamientos y Ponzio, una vez más, jugando de defensor central ante la lesión de Maidana. Esta vez salió bien, pero las experiencias del ex Newell’s jugando allí habían sido todas negativas.

Ahora Gallardo deberá recurrir a lo más profundo de su plantel y armar un equipo lo más competitivo posible para ir a jugar a Sarandí. Las lesiones de D’Alessandro, Ignacio Fernández, Iván Rossi y Jonathan Maidana, obligan al Muñeco a recurrir a jugadores que no suelen estar en la rotación habitual del equipo, dando muestras de un plantel mal armado y con falta de variantes en lugares claves.

Se ganó y se obtuvo el pasaje a la siguiente ronda, pero nada más. Faltan dos encuentros para llegar a la Copa Libertadores 2017 y, jugando así, parece difícil poder llegar al objetivo. Lo bueno es que es más fácil trabajar y corregir errores en la victoria. Hay mucho por mejorar si se quiere llegar a la final.

Formaciones

River Plate: Batalla (6); Moreira (5), Maidana (6), Mina (5), Casco (5); Ponzio (6), Rossi (4); Andrade (5), G. Martínez (6,5); Driussi (6,5) y Alario (6). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 0’ST Domingo (5) por Rossi; 14’ST Arzura (6,5) por Maidana; 18’ST Mora (5) por Andrade.

Unión (Sta Fé): N. Fernández; E. Brítez, García Guerreño, L. Sánchez, N. Zárate; N. Acevedo, Pittón, Gamba, D. Villar; Rolle; y Soldano . Director Técnico: Leonardo Madelón.

Ingresaron: 20’ST Anselmo por Soldano; 36’ST Andereggen por Acevedo; 40’ST Vadalá por Villar.

Resumen

Goles: 5’PT Driussi (Riv); 28’ST Arzura (Riv); 48’ST Alario (Riv) .
Incidencias: expulsado E. Brítez (Uni) luego del final del partido.
Arbitro: F. Beligoy (aceptable)
Figura: Driussi (Riv)

TW: @MaqMillo

domingo, 23 de octubre de 2016

Cambiar a tiempo

Campeonato de Primera División 2016/17 - Fecha 7 – 22 de octubre de 2016
River Plate 1 – Atlético de Rafaela (Sta. Fe) 0
D'Alessandro (foto River Plate)













River juega mal. Cada vez peor. Para colmo, los rivales que ha tenido hasta el momento, no son de los más difíciles del campeonato y al Millo le ha costado horrores sacar los tres puntos porque ya le encontraron la vuelta, a tal punto que contra tres de ellos dejó unidades en el camino.

Era importante obtener el triunfo ante Rafaela porque, de lo contrario, hubiera quedado muy lejos de los que luchan en los primeros lugares y, aunque el campeonato es largo, no se puede perder pisada regalando puntos contra rivales inferiores como ocurrió en Paraná.

Lo cierto es que, con estos rendimientos, River va a estar más cerca de perder que de ganar. Los rivales siempre dan un plus adicional cuando se trata de enfrentar al Millo, y el planteo de Marcelo Gallardo deja muchos espacios para las corridas de los delanteros.

El 4-2-2-2 que tan insistentemente quiere imponer el Muñe, deja un equipo partido e inconexo, sin recuperación por las bandas y con poca sorpresa en ataque. Cualquier pelotazo cruzado o al vacío es peligro de gol contra Batalla, que tuvo una actuación destacada, aunque lo atacaron poco.

Con este esquema, muchos jugadores que deberían ser importantes, nadan en la intrascendencia. El ejemplo más claro es Lucas Alario, tal vez el nueve más importante del fútbol argentino, desaprovechado porque la pelota nunca le llega limpia, siempre tiene que pelear contra tres o cuatro defensores y debe retroceder mucho para entrar en contacto con el balón, perdiendo lo más importante que tiene: el poder de fuego.

O Andrés D’Alessandro, tal vez el jugador más cerebral que tiene el equipo, condenado a estacionarse sobre una banda, lugar donde pierde panorama y, además, no tiene la explosión y la velocidad para jugar por ahí, quedando siempre atrapado entre la raya y dos rivales.

Así podría enumerar a todos los jugadores, pero no son ellos los responsables de este pobre rendimiento del equipo. Es el técnico que está empecinado en un esquema que ya dio sobradas muestras de que tiene más problemas que beneficios.

Las espaldas de Moreira y Casco son una invitación a abrir la cancha y atacar por allí. Sobre todo las espaldas de Milton, que se olvida de defender y deja siempre su sector libre, mostrando importantes carencias en la faceta defensiva.

Es curioso que Gallardo se encapriche tanto con esta forma de jugar. Él es el primero que hace autocrítica, que no le gusta cómo está jugando su equipo y que sale molesto cada vez que ve actuaciones como estas. Pero también es él el que insiste con jugar así, con poner jugadores en posiciones en las que no rinden (Mayada por ejemplo) y con plantear el palo por palo en cada encuentro.

Está claro que para que funcione, River debería hacer un gol cada dos llegadas, porque de lo contrario pasa lo que en Paraná. Un equipo que se cuida bien atrás, que no te da espacios y que juega de contra, te hace dos goles casi sin patear al arco.

Es el Muñe quién debe darse cuenta de que este sistema no funciona. Ojalá que tanta insistencia rinda sus frutos, pero lo cierto es que el jueves tiene un partido determinante que no da margen de error, y una actuación como esta o un resultado como el de Paraná, dejará a River sin torneos continentales durante el 2017.

Formaciones

River Plate: Batalla (6); Moreira (5), Maidana (7), Mina (6), Casco (4); Ponzio (6), Mayada (3); T. Andrade (5), G. Martínez (4); Driussi (4) y Alario (5). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 0’ST I. Rossi (5) por Mayada; 13’ST D’Alessandro por T. Andrade; 30’ST Alonso por Driussi.

Atlético de Rafaela (Sta. Fé): L. Hoyos; Abero, Campi, T. Paredes, R. Colombo; Borgnino, Gudiño, E. Romero, W. Serrano; R. Costa; y F. Luna. Director Técnico: Juan Manuel Llop.

Ingresaron: 41’PT S. Paz por E. Romero; 29’ST D. Montiel por Gudiño; 32’ST R. Ramírez por Borgnino.

Resumen

Goles: 34’ST A. D’Alessandro (Riv)
Incidencias: no hubo
Árbitro: G. Delfino (mal)
Figura: Maidana (Riv)

Facebook:  https://www.facebook.com/LaMaquinaMillonariaRiverPlate?ref=hl
Twitter: @MaqMillo

domingo, 16 de octubre de 2016

Lo pierde River

Campeonato de Primera División 2016/17 - Fecha 6 – 16 de octubre de 2016
Patronato (ER) 2 – River Plate 1

Driussi, el goleador de River (Foto River Plate)













Así de fácil se puede clasificar este partido. River hizo todo durante media hora del primer tiempo para ganarlo y le faltó hacer algún gol más para asegurar el resultado; pero también hizo todo durante los otros sesenta minutos para que, con nada, Patronato le diera vuelta el marcador.

Este River ciclotímico que vemos hace un año y medio parece no tener término medio. Le cuesta horrores asegurar los resultados en partidos difíciles que le son favorables y termina pagando muy caro las desatenciones defensivas.

Para colmo, la zaga central no tuvo un buen partido y se notó. Esta vez fue Batalla el que salvó en un par de ocasiones la caída de su valla, pero de todos modos no pudo evitar que el Patrón convirtiera por duplicado para quedarse con los tres puntos.

Las acciones fueron favorables al Millo mientras Tomás Andrade tenía la pelota, encaraba y descargaba para Sebastián Driussi. Entre ellos dos se encargaron de generar todo el peligro que llevó el conjunto de Gallardo al arco de Bértoli. Pero cuando el juvenil desaparecía, River lo sentía sobre manera, y cuando salió de la cancha, perdió la poca peligrosidad que le quedaba.

Los cambios del Muñeco tal vez no fueron acertados. Ignacio Fernández pedía a gritos salir de la cancha y Lucas Alario era el hombre ideal para llenar de centros el área del conjunto local. Pero el técnico no lo entendió así y sacó al nueve cuando más se lo necesitaba.

River dejó escapar tres puntos ante el rival más flojo del campeonato, que claramente es inferior al Millo pero que le ganó los dos encuentros que jugaron en Paraná. Los errores ya le sacaron siete puntos (3 Patronato, 2 San Martín de San Juan y 2 Defensa y Justicia) y son estos puntos lo que te sacan de la pelea por el campeonato.

Formaciones 

Patronato (ER): Bértoli; Geminiani, Vera, W. Andrade, L. Márquez; Lemos, A. González, M. Guzmán, G. Espinoza; Telechea y G. Vargas. Director Técnico: Rubén Forestello.

Ingresaron: 5’ST L. Comas por M. Guzmán; 18’ST Garrido por A. González; 35’ST Bertocchi por Vargas.

River Plate: Batalla (5); Moreira (5), Maidana (5), Mina (4), Casco (6); Ponzio (4), I. Fernández (4); T. Andrade (6,5), D’Alessandro (5); Driussi (6) y Alario (4). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 20’ST Mora por Alario; 30’ST D. Rodríguez por T. Andrade; 47’ST Alonso por Driussi.

Resumen

Goles: 6’PT Driussi (Riv); 9’ST G. Vargas (Pat); 44’ST L. Márquez (Pat)
Incidencias: 47’ST expulsado D. Rodríguez (Riv)
Árbitro: M. Vigliano (aceptable)
Figura: G. Vargas (Pat)

Twitter: @MaqMillo 

sábado, 1 de octubre de 2016

Casi sin transpirar

Campeonato de Primera División 2016/17 - Fecha 5 – 1 de octubre de 2016
River Plate 3 – Vélez 0

Driussi goleador (foto River Plate)













River obtuvo una merecida victoria frente a Vélez, en un encuentro cuyo trámite estuvo claramente influenciado por el accionar del árbitro y los jueces de línea.

El Millonario insinuaba mejores intenciones en el comienzo hasta que llegó la expulsión de Blas Cáceres, un poco exagerada y precipitada, que facilitó aún más el trámite del encuentro. No es fácil afrontar casi noventa minutos con un jugador menos.

Para colmo, al poco tiempo de la roja, llegó la apertura del marcador, en los pies del intratable Sebastián Driussi. El juvenil está en estado de gracia, todo lo que toca lo convierte en oro, ya que no solo fue el autor de dos conquistas, sino que generó que le cometieran el penal que Alario, tras polémica, cambió por gol.

Tardó Gallardo en poner el pibe en su lugar. No hay que olvidar que insistía con ubicarlo de mediocampista y se notaba que le costaba. El chico pidió su oportunidad para jugar arriba, el técnico se la dio, y hoy está pagando con creces.

El resto del equipo mostró buen funcionamiento. Claro está que, con un hombre de más todo el partido, las cosas se hacen mucho más fáciles y, además, agregarle que el conjunto de Liniers prácticamente no pasó la mitad de cancha, por lo que arquero y defensores casi no tuvieron trabajo.

La victoria sirve y suma, pero el análisis no puede dejar de lado la pobre actuación del árbitro, que influyó claramente en el resultado. Aunque acertó en el penal, la expulsión fue exagerada, el adelantamiento en el penal está bien cobrado y debió expulsar a un jugador más de Vélez por una violenta infracción desde atrás.

Lo importante es que por octava vez consecutiva el Muñeco paró el equipo y el sistema que el pretende desarrollar de aquí en más, y los jugadores van captando la idea e implementándola en el terreno de juego.

Sigue quedando en deuda la parte defensiva, que no fue muy exigida en este encuentro pero que en Florencio Varela quedó expuesta de manera categórica y terminó pagando caro con tres goles en contra.

Formaciones 

River Plate: Batalla (5); Moreira (6), Maidana (6), Mina (7), Casco (6); Ponzio (5), I. Fernández (5); T. Andrade (6,5), D’Alessandro (6); Driussi (8) y Alario (6). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 24’ST Mora por D’Alessandro; 24’ST Domingo por Ponzio; 27’ST D. Rodríguez por Driussi.

Vélez: Aguerre; Caire, Cubero, Nasuti, Cufré; Y. Asad, L. Desábato, B. Cáceres, G. Díaz; M. Romero y Pavone. Director Técnico: Alberto Fanesi.

Ingresaron: 21’PT Tripichio por Romero; 23’ST Barcos por Pavone; 35’ST D. Zabala por Asad.

Resumen

Goles: 15’PT Driussi (Riv); 44’PT Alario –p– (Riv); 10’ST Driussi (Riv)
Incidencias: 8’PT expulsado B. Cáceres (Vel)
Árbitro: F. Rapallini (mal)
Figura: Driussi (Riv)

Twitter: @MaqMillo 

domingo, 25 de septiembre de 2016

Paga caro sus errores

Campeonato de Primera División 2016/17 - Fecha 4 – 25 de septiembre de 2016
Defensa y Justicia 3 – River Plate 3

Driussi goleador de la tarde (foto River Plate)













Este River es así. Lo sabíamos desde que Marcelo Gallardo mostró su intención de jugar con el, para mí, desequilibrado 4-2-2-2. Partidos que se hacen de ida y vuelta, con muchos goles, pero muchos errores también.

La idea de buscar siempre el arco de enfrente, con este sistema que no muestra equilibrio para cubrir los espacios que genera la voracidad ofensiva, hace que el Millo pueda convertir tres, cuatro o cinco goles, pero también, que pueda recibir la misma cantidad.

Es un sistema creado para el sufrimiento. El Muñeco deberá trabajar mucho más porque este River, no solo no juega bien, sino que se complica contra rivales que le juegan de igual a igual, contra rivales que los presionan en la salida y contra rivales que se le meten atrás. O sea, cualquier rival, con cualquier esquema, le genera complicaciones que se traducen en pérdida de puntos.

Para colmo, la infalible ley del ex se potencia cuando en la vereda de enfrente hay muchos jugadores de pasado Millonario. Barboza Ulloa ya le había convertido al Millo jugando para Atlético Rafaela y Andrés Ríos no gritó su conquista.

Lo cierto es que, por segunda vez consecutiva, equipos que, en la previa se presentaban como inferiores, le empatan a River un partido que podría haber ganado.

Tampoco fue una buena noche de Johnatan Maidana y se sintió. Los dos primeros goles del rival llegaron por errores de él: cometió el penal y perdió en el cabezazo contra Barboza. Así, demasiados errores y un esquema poco equilibrado, terminan conformando un coctel mortal que hace sufrir a todos los riverplatenses y le hace perder puntos que se pueden lamentar al final del campeonato.

Formaciones 

Defensa y Justicia: Arias; H. Silva, E. Gómez, Barboza Ulloa, Luis Jerez Silva; J. Gutiérrez, L. Bareiro, Elizari; Pochettino; Kaprof y Bouzat. Director Técnico: Ariel Holan.

Ingresaron: 16’ST J. Rivero por Elizari; 23’ST Becker por Pochettino; 24’ST A. Ríos por Kaproff.

River Plate: Batalla (4); Moreira (4), Maidana (4), Mina (5), Casco (6); Ponzio (4), I. Fernández (4,5); T. Andrade (5), G. Martínez (4); Driussi (6) y Alario (6). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 20’ST D’Alessandro por Andrade; 37'ST Alonso por Driussi.

Resumen

Goles: 7’PT Pochettino –p–  (DyJ); 17’PT L. Bareiro –e/c– (Riv); 26’PT Driussi (Riv); 30’PT Barboza (DyJ); 18’ST Driussi (Riv); 36’ST A. Ríos (DyJ).
Incidencias: 38’ST expulsado G. Martínez.
Árbitro: D. Abal (aceptable)
Figura: Driussi (Riv)

Twitter: @MaqMillo 

jueves, 22 de septiembre de 2016

No le sobra nada

Copa Argentina 2016 – octavos de final – 22 de septiembre de 2016
River Plate 1 – Arsenal 0

Alario y el gol (foto River Plate)













River fue claramente superior a Arsenal y logró una victoria ajustada pero merecida. Sostenido por los altos rendimientos de Maidana y Alario, le alcanzó para superar a un equipo de Sarandí timorato y de pocas ideas.

Lamentablemente, el Millonario no puede liquidar aquellos partidos en los que es ampliamente superior en el trámite, lo que muchas veces termina traduciéndose en pérdida de puntos o eliminaciones increíbles, como le pasara en el último año.

En San Juan el conjunto de Gallardo contó con, por lo menos, cinco situaciones claras de gol y apenas pudo convertir una. En el primer tiempo, la buena actuación de Pellegrino le permitió mantener en cero su arco. Pero la ingratitud del fútbol hizo que un error suyo terminara siendo el único gol del partido en los pies de Alario.

Además, en el complemento, el Pipa tuvo una que pegó en el travesaño, al igual que un tiro de Ignacio Fernández; el Pity definió mal una jugada en la cual había cuatro jugadores de River contra el arquero y un defensor; y entre Lucas y Alonso no pudieron empujar el balón debajo del arco.

Son demasiadas situaciones de gol desperdiciadas para un equipo al que no le sobra nada y que puede recibir un empate en cualquier momento, como le pasara el último domingo contra San Martín de San Juan o como ocurriera contra Estudiantes de San Luis en el último minuto.

Sin dudas, hay mucho para trabajar en la definición para que los partidos se resuelvan antes de los noventa minutos.

El próximo rival en este camino a la Copa Libertadores 2017 será Unión de Santa Fé en cuartos de final, seguramente en la ciudad de Mar del Plata con fecha a confirmar. Mientras tanto, a seguir levantando en el torneo local.

Formaciones

River Plate: Batalla (6); Moreira (6), Maidana (7,5), Mina (7), Casco (6); Ponzio (6), I. Fernández (6,5); D’Alessandro (6), G. Martínez (6,5); Driussi (5) y Alario (7). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 22’ST Andrade por D’Alessandro; 27’ST Alonso por Driussi.

Arsenal: F. Pellegrino; Vella, Marin, J. Bottinelli, C. Corvalán; Bellocq, R. Pérez, Fragapane, Sanabria; G. Bazán; y J. Rodríguez. Director Técnico: Sergio Rondina.

Ingresaron: 16’ST G. Giménez por G. Bazán; 16’ST F. Costa por Sanabria; 31’ST Sánchez Sotelo por Fragapane.

Resumen

Goles: 7’ST Alario (Riv).
Incidencias: no hubo.
Arbitro: P. Loustau (Bien)
Figura: Maidana (Riv)

TW: @MaqMillo