domingo, 28 de septiembre de 2014

Misil Teodirigido

Campeonato de Primera División 2014 – Fecha 9 – 28 de septiembre de 2014
Lanús 1 – River Plate 1
Teo goleador (foto River Plate)













Partido chivo en el sur. No suele ser un reducto fácil para ningún equipo, pero especialmente para River. Lanús es de esos equipos molestos, que desde que consiguió asentarse en primera división logró la mayoría de las victorias con las que cuenta en el historial.

En el Día Internacional del Hincha de River, el pueblo Millonario esperaba una victoria para cerrar el domingo festejando con todo y estirar aún más la ventaja con uno de sus perseguidores. Pero el trámite del partido fue bastante complicado.

Guillermo planteo un trámite para pelearle la pelota en el medio y presionar en la salida. Para eso puso tres puntas que se adelantaban ante cada saque de arco de Marcelo Barovero. Esta presión complicó mucho a Ramiro Funes Mori, que se mostró muy impreciso, fallando varios pases sencillos.

La propuesta del Millo fue la misma que viene mostrando desde que Marcelo Gallardo es el técnico. Así, fue el que tuvo las jugadas más claras en la primera mitad. Un remate de Leonardo Pisculichi que se desvió y exigió a Agustín Marchesín; un remate de Rodrigo Mora que, una vez más, pegó en el travesaño; y un par de llegadas a fondo que no pudo concretar.

A todo esto, el Granate esperaba un error de la visita para llevar peligro al arco de Trapito, y en la primera que los defensores del Millo fallaron, Silvio Romero habilitó a Lautaro Acosta y este definió bajo, cerca del pie de Trapito, que no la pudo desviar y la pelota se coló por el segundo palo.

La ventaja del local era injusta, pero había aprovechado mejor la única oportunidad que tuvo. A partir de allí, intentaron ensuciar el partido con pierna fuerte, infracciones violentas y a destiempo. Todo avalado y bajo la estricta supervisión de Federico Beligoy, que tuvo un partido para el olvido. Dejó pegar a ambos equipos por igual y falló en sanciones claras para ambos bandos.

A pesar de las vicisitudes que planteaba el encuentro, River no se dejó amedrentar y en el complemento salió a buscar el empate para mantener el invicto y la diferencia en la tabla. Así, Teófilo Gutiérrez se puso el equipo al hombro, la pidió siempre, se bancó las apretadas y las infracciones de los hombres de Lanús; y Leonardo Ponzio se hizo eje del equipo, relevando, recuperando y distribuyendo, completando uno de sus  mejores partidos de los últimos tiempos.

El Millo no encontraba el gol. Otra vez el travesaño, esta vez tras un tiro libre largo de Piscu, le negó la posibilidad de llegar al empate y Teo desde afuera del área probó, pero su remate se fue desviado.

Finalmente, a los 25 minutos, el colombiano volvió a tomar el balón fuera del área, le dieron un segundo para pensar y no dudó. Sacó un misil teledirigido que picó delante del uno granate y se metió en el arco. Cuando River más lo necesitaba, apareció el nueve goleador y le dio el empate a los de Núñez, para mantener el invicto y la punta.

En esta ocasión el equipo no jugó bien. Los rivales le van tomando la mano y le van planteando diferentes situaciones que lo obligan a buscar variantes durante los noventa minutos. A pesar de ello, mostró actitud y carácter para rescatar un punto y empezar la semana del superclásico con el invicto y la cima en soledad garantizados.

Eso es lo rescatable del este plantel, que aunque es corto y se empieza a notar la falta de recambio, no se resigna ante la adversidad, da pelea, muestra carácter y no se deja amedrentar por cualquiera. Lo mostró el jueves pasado contra Arsenal y lo revalidó este domingo frente a Lanús, uno de los equipos más mañeros del fútbol local.

Además, el Muñeco lo muestra con sus acciones. Él quiere ganar siempre, dijo que iba al sur a ganar y así lo demostró con sus cambios. Estando abajo en el marcador, sacó a un defensor y puso a un delantero, pasando a defender con tres hombres. A los dos minutos de esa modificación, llegó el tanto del empate.

River se llevó un punto del sur que se puede tomar como bueno o como malo. En el análisis, el Millo mereció ganar, tuvo las más claras y no pudo concretar, desde esa perspectiva, el punto es malo. Pero teniendo en cuenta que se iba perdiendo, que se llegó al empate y que se mantiene la diferencia con uno de los rivales directos, el empate sirve, hay que revalidarlo el próximo domingo en el partido más importante del campeonato.

Ahora comienza la semana previa al superclásico. Con al ánimo en alza por los buenos resultados, el invicto y la punta, River tiene siete días para recuperar a los jugadores antes de recibir a Boca en el Monumental. Allí deberá ganar para cortar esta mini racha sin victorias y quedar bien posicionado de cara a la recta final del certamen.

Formaciones

Lanús: Marchesín; Araujo, Braghieri, G. Gómez, M. Velázquez; D. González, J. Ortíz, V. Ayala; Acosta, Romero y Melano. Director Técnico: Guillermo Barros Schelotto.

River Plate: Barovero (5); Mercado (6), Maidana (7), Funes Mori (4), Vangioni (5); C. Sánchez (5), Ponzio (7), Rojas (7); Piscullichi (5); Mora (6) y Gutiérrez (7). Director Técnico: Marcelo Gallardo.

Ingresaron: 23′ST Solari (5) por Vangioni; 23′ST Boyé (5) por C. Sánchez; 26′ST Pezzella por Mercado.

Resumen

Goles: 36’PT Acosta (Lan); 25’ST T. Gutiérrez (Riv)
Incidencias: 0’ST expulsado Gvo. Barros Schelotto (Lan); 8’ST expulsado M. Gallardo (Riv)
Arbitro: F. Beligoy (Mal)
Figura: L. Ponzio (Riv)

No hay comentarios:

Publicar un comentario